El León tallado en la parte superior de la empuñadura tiene una luna creciente debajo de su pata, probablemente aludiendo a las recientes victorias europeas sobre los turcos otomanos en Europa oriental.

Se atribuye la autoría de la talla a Joseph Deutschmann, un aetista del siglo XVIII. Durante más de cuatro décadas fue uno de los escultores más destacados de la Baja Baviera. Aunque casi trabajaba en exclusiva para la Iglesia realizando altars, púlpitos y coros; también hizo algunas pequeñas tallas como esta empuñadura.


En la década de 1740 se registran en la armería del príncipe-elector de Baviera, en Múnich, unos mazos de marfil muy similares, tallados con adornos rococó de origen marino. 

Fuente: Metropolitan Museum New York