(Foto: Owen Jarus para "Live Science")

Una serie de tumbas realizadas en ladrillos de adobe de época romana,de unos 2.000 años de antigüedad, han sido descubiertas estos días en Egipto.

Las excavaciones en Bir esh-Shaghala en Dakhla, han sacado a la luz varias tumbas lo bastante grandes como para contener varias cámaras funerarias. Algunas de las tumbas estaban abovedadas, incluso una de ellas tiene su techo construido en forma de una pirámide.

(Foto: Owen Jarus para “Live Science”)

De entre las piezas encontradas, el Ministerio de Antigüedades, ha destacado varias máscaras de momia y algunas piezas de cerámica con inscripciones (ostracas). También, en el comunicado del Ministerio, se hace mención especial a unas vasijas gigantes que podrían haber guardado vino y aceite de oliva.

(Foto: Owen Jarus para “Live Science”)

Roma asumió el control de Egipto en 30 a.C. tras el suicidio de Cleopatra VII y la destrucción de su armada, por el Emperador César Octaviano. Mientras que los emperadores romanos gobernaron Egipto desde Roma, los egipcios reverenciaban a los emperadores como faraones. Sus costumbres funerarias egipcias tradicionales (incluida la momificación) y las prácticas religiosas continuaron casi inalterables hasta que el cristianismo como se convirtió en la religión oficial del Imperio.

Situado en el desierto occidental, a unos 350 kilómetros al oeste de Luxor, el oasis de Dakhla contiene una gran cantidad de restos arqueológicos que datan desde la prehistoria a las épocas modernas. Un gran número de asentamientos en época romana floreció en aquella zona, de los que se descubren cada día más datos, especialmente en su necrópolis. Hasta la fecha solamente 8 tumbas han sido investigadas.

(Foto: Owen Jarus para “Live Science”)

En 2014 se descubrió en uno de esos asentamientos los restos de una antigua escuela en la que se encontraron inscripciones que incluían referencias al consumo de drogas.