Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, fue militar, escritor, arqueólogo, viajero y medievalista.

Había sido enviado por Inglaterra a la ciudad de El Cairo para realizar trabajos cartográficos, recoger e interpretar información de diversas fuentes para pasársela al departamento de Inteligencia Militar.

Lawrence era una pieza clave para su gobierno porque conocía a la perfección la región y el mundo árabe. Cuentan que en su juventud había recorrido en bicicleta Siria, Líbano, Palestina y algunos puntos de la antigua Mesopotamia.

Se le ordenó acudir a la ciudad de Jidda, para que convenciera al rey Hussein de que generalizara la revuelta árabe que tímidamente habían comenzado sus hijos, Abdullah y Feisal, contra los turcos.

Ascendido a coronel, participó en las operaciones militares junto a los árabes, durante las cuales resultó herido varias veces e incluso fue apresado.Lawrence transmitió a los árabes el sentimiento de unidad nacional a la vez que cumplía sus funciones para con su país. Poco después, comprobó que su idea de crear una federación árabe ligada al Reino Unido había quedado abortada dos años antes, merced al tratado Sykes-Picot, por el cual su país cedía a Francia un mandato sobre Siria, reparto que se confirmó en el tratado de paz de Versalles de 1919.

Lawrence se sintió decepcionado y traicionado al saber que la lucha de los árabes solo sirvió para que Inglaterra y Francia se repartieran esos vastos territorios que antes habían sido de los turcos.

En 1921 trabajó como consejero de Churchill, a quien asesoró en asuntos orientales y lo acompañó a Egipto y Palestina. Más tarde se alistó en la RAF bajo el nombre de John Hume Ross hasta 1935, cuando se retiró a Clouds Hill angustiado por fuertes sentimientos de culpa y melancólico.

Una lluviosa mañana de mayo de 1935, Lawrence recorría con su Brough la campiña inglesa a toda velocidad cuando le salieron al paso dos ciclistas, hizo un movimiento brusco y sufrió un accidente que le costó la vida. No llevaba casco. Tras esto el gobierno británico tomó medidas para que fuera obligatorio llevar casco con la moto.