Isabel I de Castilla (Madrigal de las Altas Torres, 22 de abril de 1451 – Medina del Campo, 26 de noviembre de 1504), conocida como Isabel la Católica. Tenía pocas opciones de reinar, ya que su hermano, Enrique, era heredero y tenía un hermano menor que sería candidato al trono por delante de ella, Alfonso.

En 1462 nació Juana, hija del ya rey Enrique IV de Castilla, conocida como “La Beltraneja” al ser considerada hija de Beltrán de la Cueva y no legítima.

Isabel la Católica durante su infancia. (Fuente: Wikimedia)

Esta dudosa legitimidad de Juana desestabilizó la estabilidad de la corona y los nobles usaron a Alfonso para destronar al Enrique IV. En julio de 1468 moría Alfonso, probablemente envenenado.

El 18 de septiembre de 1468, el monarca Enrique IV declaro a su hermana Isabel heredera del reino con la condición de que se casaría con el previo consentimiento suyo. JuanaLa Beltraneja” fue apartada de la línea sucesoria.

La actriz Michelle Jenner dándole vida a Isabel la Católica en la serie “Isabel”. (Fuente: RTVE)

Isabel recibió y rechazó muchas propuestas de pretendientes y su elección fue su primo Fernando, hijo de Juan II de Aragón. A espaldas del rey, el 5 de marzo de 1469 se firmaban las capitulaciones matrimoniales con una supuesta bula papal que autorizaba dicha unión y la boda se realizó el 19 de octubre de 1469 en Valladolid. Enrique IV no aceptó la unión e intentó disolverla aduciendo que no existía ninguna bula papal que la bendijera. Pero el Papa Sixto IV hizo pública una bula que alejaba toda duda sobre su legalidad. El rey molesto ante esto, declaró heredera ahora sí a su hija Juana y la casó con el rey portugués Alfonso V.

El 11 de diciembre de 1474 moría Enrique IV y comenzaba una guerra civil entre el bando defensor de Isabel y el de Juana, que terminó con la victoria de los partidarios de la primera.

Isabel la Católica y Fernando el Católico. (Fuente: Wikimedia)

Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón gobernaron sus respectivos reinos compenetrándose entre ambos y lograrían la unión dinástica de los dos grandes reinos peninsulares. El 19 de diciembre de 1496, el Papa Alejandro VI le otorgó a ella y a su marido el título de Reyes Católicos mediante la bula Si convenit.

Durante su reinado junto al de su marido Fernando, se firmó el decreto de expulsión de los judíos, financió la expedición de Cristobal Colón en busca de una nueva ruta hacia Asia por el oeste y se tomó la ciudad de Granada el 2 de enero de 1492, y que acababa con el último reino musulmán en la península.

Isabel la Católica en su lecho de muerte. (Detalle de un óleo de Eduardo Rosales)

Isabel la Católica reinó durante 30 años y tuvo cinco hijos: Isabel (1470-1498), Juan (1478-1498), Juana (1479-1555), María (1482-1517) y Catalina (1485-1536).

Murió el 26 de noviembre de 1504 y hoy sus restos se pueden encontrar en la Capilla Real de Granada.

Fuentes:

  • Losada Castro, Basilio (1983). Isabel la Católica.
  • Javierre, José María (2004). Isabel la Católica, el enigma de una reina.
  • Azcona, Tarsicio (2002). Isabel la Católica. Vida y reinado.