Como es bien sabido, los actuales y poderosos Estados Unidos fueron colonias inglesas que se independizaron de Inglaterra en el siglo XVIII.

Aunque en su independencia tuvo que ver mucho el factor “internacional”, no había que dejar de escapar la oportunidad de “fastidiar” a Inglaterra.

España tuvo una participación muy activa en esa guerra de independencia, sobre todo con su Armada y bajo la figura del malagueño Bernardo de Gálvez.

Gálvez era, nada más y nada menos, que el Virrey de Nueva España, uno de los cargos más importantes de la Monarquía Hispánica en Ultramar.

The Spanish General Bernardo de Gálvez (1746-1786), hero of Pensacola’s Battle

Él mismo ordenó el bloqueo del puerto de Nueva Orleans para que los ingleses no pudieran pasar por el río Misisipi, facilitando así el movimiento de las tropas rebeldes por el sur y suministrado armamento a las tropas que comandaba George Washington.

Gálvez tomó territorios ingleses como Pensacola y recuperó para España las dos Floridas.

Fue recompensado con los grados de mariscal de campo y teniente general-gobernador del territorio conquistado. Actualmente está reconocido por los Estados Unidos como uno de los grandes hombres que ayudó a forjar su patria.