Ruta del Galeón de Manila

Andrés de Urdaneta fue explorador, navegante y hermano de la Orden de San Agustín. Participó en las expediciones de García Jofre de Loaísa para colonizar las islas Molucas, lugar donde estuvo nueve años. El 22 de abril de 1529 se firmó el Tratado de Zaragoza, con el cual España vendió los derechos sobre las islas Molucas a Portugal. Cuando se firmó este tratado, Urdaneta se encontraba en las Molucas, y se quedó casi nueve años estudiando las estrellas, las corrientes marinas y los vientos.

En 1538 viajó a Nueva España, donde estudió el mar Caribe y la formación de las tormentas tropicales. En 1553 se convirtió en fraile agustino.

Andrés de Urdaneta
Andrés de Urdaneta. (Wikimedia)

En 1559, el Rey Felipe II le pidió que comandara una expedición hacia las islas Filipinas, Urdaneta rechazó el encargo, pero aceptó ser consejero náutico, ocuparse de diseñar las rutas y con la misión expresa de encontrar el camino de vuelta a América.

Con retraso, la expedición partió del Puerto de Navidad, en Jalisco, el 21 de noviembre de 1564. La llegada a las Islas Filipinas fue en febrero de 1565. Legazpi se quedó en las islas y Urdaneta zarpó de regreso a América al frente de la nave San Pedro, junto al nieto de Legazpi, el capitán Felipe de Salcedo el 1 de junio de 1565 y llegó a Acapulco el 8 de octubre.

Mapa de derroteros en el Océano Pacífico
Mapa de derroteros en el Océano Pacífico. (Wikimedia)

Gracias a los conocimientos de Urdaneta, les permitieron descubrir la vía más rápida para llegar a Nueva España desde Filipinas: había que navegar hacia el norte hasta latitudes entre los 36º y los 42ª N, para aprovechar la corriente de Kuroshio, la segunda corriente oceánica más grande del mundo.

Hasta que llegó Urdaneta, todas las expediciones destinadas a unir en esta línea las posesiones asiáticas españolas, llamadas islas de Poniente, con las americanas habían fracasado estrepitosamente, a excepción del patache San Lucas, mandado por Alonso de Arellano y separado de la expedición de Legazpi en el viaje de ida, que se consideró fruto del azar más que de una acción deliberada, y que legó escasas indicaciones náuticas. El Tornaviaje de Urdaneta permitió la organización de la primera ruta comercial estable entre América y Asia, la Ruta del Galeón de Manila, vigente desde 1565 hasta 1815.

Fuentes:

  • Giorgio Bergamino – Gianni Palitta. Conquistadores y exploradores españoles
  • José de Arteche (1943). Urdaneta, El dominador de los espacios del Océano Pacífico