naufragios alonso martinez leyva gran armada

Alonso Martínez de Leyva fue Capitán General de la Caballería de Milán y miembro de una de las familias de más alcurnia, era, a sus 34 años, uno de los militares más admirados de su tiempo. Fue designado por el Rey Felipe II comandante de la Gran Armada que invadió Inglaterra en 1588 ante una eventual muerte del duque de Medina Sidonia.

Un halo de fortuna parecía envolverle, sobrevivió a los primeros desastres de la Gran Armada. Comandante del barco La Rata Encoronada, de la escuadra de Levante, salvó la vida tras el naufragio de su nave en la bahía de Blacksod, lo que permitió que contactara con los supervivientes de la urca Duquesa Santa Ana.

naufragios alonso martinez leyva gran armada
Alonso Martínez de Leyva, por el Greco

El viento contrario empujó al Duquesa Santa Ana, maltrecho y cargado con 900 hombres, a la península irlandesa de Logh Erris, donde se vieron forzados a echar anclas. Pero una tormenta lanzó la nave contra los arrecifes, encallando definitivamente en Loughros More, en el condado de Donegal. Una vez más, Leyva había salvado la vida —aunque con una pierna rota—, llegando junto a sus hombres hasta la pequeña isla de Kiltoorish.

Los ingleses temían que los españoles se aliasen con el clan que dominaba el territorio, los M´Sweeney, enemigos de Inglaterra. Alonso de Leyva no tenía intención de aliarse con los irlandeses en su lucha contra los ingleses, su trato con estos se redujo a solicitar comida y agua.

naufragios alonso martinez leyva gran armada
Mapa de Irlanda en donde se sitúan los naufragios que se han hallado y los que se intuyen según testimonios. (Wikimedia)

Recibió la noticia de que en el puerto de Killibegs se encontraban otros tres barcos españoles. Hasta allí llegaron los supervivientes para comprobar defraudados que de los tres barcos solo uno había quedado a flote. Se trataba de la galeaza Girona. Cuando estuvo lista, el 26 de octubre, inició su última travesía en dirección a las costas de Escocia con alrededor de mil hombres a bordo. No obstante, antes de zarpar Alonso de Leyva hubo que tomar, quizá, la decisión más difícil de su vida: todos los supervivientes —unos miltrescientos— no cabían a bordo, por lo cual tuvo que seleccionar a casi trescientos hombres para que quedaran en tierra, en espera de otra nave.

La buena fortuna de Alonso de Leyva, tras sobrevivir a dos naufragios, se había terminado. El 28 de octubre un temporal quebró el timón de la Girona y se hizo pedazos estrellándose contra los arrecifes en Lacada Point, en el condado de Antrim (Ulster).

naufragios alonso martinez leyva gran armada
“Spanish point”, hito conmemorativo inaugurado por el Rey emérito Juan Carlos I en 1988 y que recuerda el naufragio del San Esteban y el San Marcos. Condado de Clare. (Ireland.com)

Solo 9 tripulantes de la nave, entre los que no se encontraba Martínez de Leyva, sobrevivieron al naufragio.

Fuentes:

  • Revista Clío Historia
  • Colin Martin y Geoffrey Parker (2011). La Gran Armada: la mayor flota jamás vista desde la creación del mundo.
  • Carlos Gómez Centurión (1990). La Armada Invencible.