Antoine de Saint-Exupéry

El Principito es uno de los libros más vendidos de la historia, ya que, desde su publicación en 1943 se han vendido 140 millones de ejemplares. Evidentemente, al ser uno de los más vendidos de la historia, es muy conocido —reconozco que el que escribe estas líneas no lo ha leído, me inclino más por otro tipo de libros—, y a cualquier persona que le hagas referencia a él, le sonará.

El autor de este libro fue el francés Antoine de Saint-Exupéry, que además de escritor, fue piloto de avión. Le encantaba volar y sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración. En 1912 se produjo su bautismo en el aire.

Antoine de Saint-Exupéry
Antoine de Saint-Exupéry. (Wikimedia)

Durante la Segunda Guerra Mundial luchó en la aviación francesa rechazando la invasión alemana, pero Francia cayó y Saint-Exupéry marchó a Estados Unidos. Aprovechando su experiencia como piloto se puso al servicio del bando Aliado.

Los Aliados tenían previsto lanzar una operación anfibia en la costa sur de Francia a mediados de agosto de 1944, entonces requirieron del escritor y piloto francés, y este realizó varias misiones de reconocimiento por la zona. El 31 de julio fue su última misión; ese día, Saint-Exupéry pilotaba un avión de combate P-38 Lightning. Sin novedad alguna, esa mañana realizaba su misión hasta que a la 13:00 desapareció de las pantallas de los radares del cuartel general estadounidense.

Portada de "El Principito"
Portada de “El Principito”. (Casadelibro)

Al igual que en el suceso del actor Leslie Howard, en la desaparición de Saint-Exupéry también se han barajado muchas posibilidades: que pudo ser derribado por un avión alemán, que se suicidó o que había fingido su propia muerte. Ya en el siguiente siglo, en el año 2000, al este de la isla de Riou, frente a las costas de Marsella, se encontró el avión en el que viajaba.

En el año 2008 hubo novedades sobre el misterio del paradero de Saint-Exupéry, un piloto alemán que combatió en la guerra llamado Horst Rippert, reconoció haber derribado al piloto francés. Si sus palabras son ciertas, podríamos decir que el misterio está resuelto.

Fuentes:

  • Jesús Hernández (2014). Pequeñas grandes historias de la Segunda Guerra Mundial
  • Stacy Schiff (1994). Saint-Exupéry: A Biography
  • Antonio Iturbe (2017). A cielo abierto